Go to Top

Recuperación del cuerpo tras el parto

Recuperacion del cuerpo tras el parto

Ser madre es uno de los acontecimientos más bonitos e importantes que ocurren en la vida de una mujer, pero el cuerpo sufre cambios tras el parto y puede haber sufrido una serie de modificaciones en la figura que son dignas de mencionar, grasa acumulada, pecho caído, anomalías post-parto en zonas genitales, flacidez, estrías…

Sabemos que durante los meses de embarazo se van produciendo cambios en el cuerpo para la preparación al parto, las hormonas hacen crecer las glándulas mamarias y producen retención de líquidos.

¿Que podemos hacer tras estos cambios corporales sufridos debido al embarazo y al parto?

El creciente aumento del volumen abdominal, hace distenderse la piel y los músculos abdominales y como consecuencia de ello una vez que se ha dado a luz, es posible que queden estrías abdominales, las mamas pueden quedar caídas y el abdomen distendido o péndulo en algunos casos. Todas estas deformidades hay que prevenirlas y otras tratarlas una vez que han sucedido.

Cómo recuperar la figura después del parto

El tratamiento que iniciamos en el Instituto Pérez de la Romana consiste en realizar masajes y tratamientos con cremas especiales durante el embarazo para evitar que se estríe la piel y facilitar que sea más elástica, así mismo es fundamental la nutrición y el ejercicio físico suave dirigido directamente al parto. Después del parto y finalizada la lactancia, es importante revisar las mamas  para ver cómo han quedado de forma y de volumen. Si han quedado ligeramente vacías o caídas, habrá que realizar un tratamiento quirúrgico de elevación de mamas y aumento  de las mismas. Este aumento puede realizarse con prótesis o con su propia grasa. Este último es el tratamiento más actual y más exitoso ya que consigue dos finalidades, primero remodelar la figura deteriorada por el aumento de peso y segundo reconstruir las mamas rellenándolas con su propia grasa.

Body recuperation after childbirth - Institute Perez de la Romana

El abdomen es la zona que más ha sufrido durante el embarazo y el parto, por lo tanto hay que explorarlo para evaluar los daños sufridos. En el Instituto Perez de la Romana recomendamos ejercicios físicos y tratamientos con aparatología, para que los músculos abdominales se recuperen.

En el caso de que no se recuperen convenientemente y queden distendidos y la piel quede suelta o descolgada, el mejor tratamiento es la Abdominoplastia. Esta puede ser “Mini-Abdominoplastia o Abdominoplastia estándar”, según sea el grado de descolgamiento de la piel abdominal.

En todos los casos el resultado es muy bueno, se reajustan los músculos y queda una silueta exactamente igual que la que se tenía antes del embarazo. Es muy recomendable esta intervención. Igualmente es importante la cara de las pacientes que han dado a luz, a veces queda hiperpigmentada la zona frontal y los pómulos. Para esta alteración existen tratamientos especiales despigmentantes. Siempre comenzaran con tratamiento a base de cremas que es más sencillo y muy eficaz. En el caso que no responda este tratamiento recomendamos peeling despigmentates dirigidos a esta necesidad.

La región genital que años atrás no se le daba tanta importancia, en la actualidad la tiene, ya que después del parto pueden quedar anomalías en los labios de la vulva o en la vagina, es por eso que existe gran demanda en cirugía genital. Estas deformidades o asimetrías a veces son incomodas tanto para la hora de vestirse con prendas ajustadas, como para las relaciones sexuales y hace que por este motivo sean necesarios los tratamientos quirúrgicos.

El tratamiento quirúrgico genital es sencillo casi siempre se trata de ajustar o estrechar el canal vaginal y reconstruir músculos que se hayan lesionado, en el esfuerzo del parto y en términos puramente estéticos reducir los labios de la vulva para que sean más armónicos y acordes con lo que se tenia anteriormente.

Todas estas correcciones nos parece obligatorio mencionarlas porque puede que no se presenten nunca, pero en alguna ocasión pueden observarse y es necesario informar para decidir en cualquier caso el tratamiento oportuno, siempre en centros especializados y en manos de buenos especialistas.

No olvide dejarse aconsejar por un cirujano estético experto.

, ,